No pierde vigencia

Mateo 24:35 es uno de los versículos más conocidos de la biblia y muchas veces se pasa desapercibido. Hoy Dios quiere recordarnos que aunque el tiempo pase y pasen las situaciones en nuestra vida, la palabra que Dios nos ha dado no pierde vigencia. La palabra del Señor sigue vigente y también con ella cada una de las promesas que Dios nos ha entregado. Recuerda, Dios no es hijo de hombre para que mienta ni para que se arrepienta. Confía en el Señor y guarda su palabra para que Su palabra te guarde a ti en momentos de angustia. Pastores Fabián y Andrea.